La Vida Moderna y la izquierda guay

“A Podemos y a la izquierda les hace falta mucha autocrítica sincera. No autocrítica de ser guay en las redes. Ha ganado Malasaña y ha perdido Carabanchel. Algo está fallando. A la izquierda le mata su obsesión con molar.”

Muy de acuerdo con todo lo que dice Quequé en esta entrevista en El Mundo. Sobre la izquierda, sobre el nacionalismo indepe, sobre el humor y sobre esa costumbre que tanto me saca de quicio de que, cuando empieza a gustarle a todo el mundo, los early adopters de la cosa se desilusionen porque ya no es un juguetito exclusivo.

Por cierto, escuchen La vida moderna. Es guay.

¿Es Eritrea la Corea del Norte africana?

Eso es lo que se preguntan sobre Eritrea en un reportaje en Der Spiegel que firma Bartholomäus Grill. El pequeño país africano, uno de los más pobres del mundo, es hoy en día un territorio militarizado, en permanente tensión guerrera con la vecina Etiopía -deseosa de ganar de nuevo acceso al mar Rojo- y en el que se denuncian violaciones permanentes de los derechos humanos y el hecho de que casi un diez por ciento de su población esté refugiada en el extranjero.

“Eritrea is one of the world’s poorest countries, a small agricultural nation on the Horn of Africa, isolated, at odds with its neighbors and lacking the support of its old allies. The regime only has good relations with China, Cuba and a few Arab countries, as well as with Canadian and Australian companies that mine mineral resources like potash, zinc and silver. The country’s most important sources of hard currency are mining and the 2 percent “development tax” that overseas Eritreans must pay for their return remittances, amounting to about $1 billion a year.”

Sin embargo, el reportaje se pregunta sobre la realidad política de Eritrea y si el ambiente interno es en realidad tan terrible como en ocasiones se pinta desde fuera:

“So is the government oppression not so bad, after all? “No, it definitely is not,” says a diplomat who has lived in Asmara for years. “Total control of the population? Enslavement? I must have missed something.” In an internal analysis SPIEGEL has obtained, EU ambassadors accuse the UN Human Rights Council of drawing an “imbalanced picture” of the situation. For instance, they argue, the UN report’s authors provide no proof of when, where and by whom crimes were committed.”

“¿Como Corea del Norte? No, somos más como Cuba”, dice uno de los testimonios del artículo, que podéis leer completo en Spiegel Online.

“Se puede hacer más grande, pero no más pequeña”

“En 2017 no basta ya con que la izquierda no sea independentista: es necesario que sea anti- independentista y que no sirva de coartada libertaria a un movimiento que, por definición histórica, es reaccionario y segregador. La soberanía nacional no es la unidad mística de la patria de Franco, sino un principio republicanista sobre el que se asientan los valores de progreso que compartimos. Se puede hacer más grande, pero no más pequeña.”

 

Escribe este artículo Luisgé Martín en El País y me parece interesante compartirlo. Son días de locura, pero también de reflexión para todos.

El día de la marmota permanente de Estados Unidos con las armas de fuego

El horror más absoluto ha sacudido de nuevo EEUU en otro tiroteo masivo -el mayor que se recuerda, de hecho- en el país. En esta ocasión ha sido en Las Vegas, donde un hombre fuertemente armado decidió emprenderla a tiros con el público asistente a un concierto de country cerca del hotel Mandalay Bay. En el momento de escribir esto, el conteo de víctimas se cifra en 58 muertos y más de 500 heridos. Un locurón que parece no tener fin ni encontrar voluntad alguna dispuesta a pararlo.

Con todo, siempre hay voces cuerdas. Jason Kottke hace en su blog una recopilación de artículos muy interesante que os recomiendo que visitéis y también remarca esto:

“America is a stuck in a Groundhog Day loop of gun violence. We’ll keep waking up, stuck in the same reality of oppression, carnage, and ruined lives until we can figure out how to effect meaningful change. I’ve collected some articles here about America’s dysfunctional relationship with guns, most of which I’ve shared before. Change is possible — there are good reasons to do control the ownership of guns and control has a high likelihood of success — but how will the country find the political will to make it happen?”

Aunque desde el humor es desde donde mejor se suele dar en el clavo. Tiene un tiempo ya este otro artículo satírico en The Onion: “‘No hay manera de prevenir algo así’, dice la única nación donde esto ocurre con regularidad“.

El dinero saudí sostiene al Islam más reaccionario

“Incluso países muy alejados de Oriente Medio y con una tradición religiosa opuesta a la wahabí o salafista reciben la atención saudí. En Indonesia llevan años extendiendo su influencia en un país de 260 millones de habitantes. En un país tan inmenso, la estrategia consiste más en formar a los líderes religiosos del futuro.”

“Adoctrinamiento. Textos wahabíes traídos desde Arabia Saudí. Imanes y profesores a sueldo de Riad. Abandono de las costumbres locales. Radicalización. Alistamiento en el ISIS o antes Al Qaeda. Es una cadena que se repite en distintos países del mundo. No siempre acaba en terrorismo, pero siempre comienza con la llegada de alguien con una oferta económica que no se puede rechazar y que promete el auténtico islam.”

Esto es de Íñigo Sáez de Ugarte, en un artículo en el que explica detalladamente “por qué las ideas religiosas saudíes han sido el terreno más fértil para el terrorismo yihadista“. Más que una conexión directa entre Arabia Saudí y el DAESH, lo que parece existir es una estrategia para extender e imponer por todo el mundo la visión wahabita del Islam. Una rama intolerante y ultraconservadora de la religión musulmana a la que los terroristas se acogen y que está regada en su expansión por ingentes cantidades de dinero.

“There is only one side”. Lo que Obama y Joe Biden tienen que decirle a los racistas de Charlottesville

Igual se puede decir más alto, pero difícilmente más claro…

[Vía Business Insider]

Un turista hizo el saludo nazi en Dresden y recibió un tortazo al momento

Neonazis americanos en una pequeña ciudad de Montana. Foto: Totpi.com

Un transeúnte le ha atizado un buen tortazo en Dresden a un turista americano borracho que hizo el saludo nazi en plena calle. La gracia le ha salido dolorosa al tipo, de 41 años, que además ha infringido las leyes alemanas con el gesto y tendrá que vérselas con la Justicia de aquel país.

No es la primera vez este mes. El pasado 5 de agosto, otros dos tontos de asilo -esta vez chinos, para demostrar que la imbecilidad es universal y no entiende de nacionalidades- decidieron levantar el bracito estirado y hacerse unos selfies frente al Bundestag, en Berlín.

Así está el patio. Luego que si la turismofobia.

[Vía AP]