Henry David Thoreau sobre la soledad

Estos días no estoy seleccionando enlaces ni haciendo mucho contenido, principalmente porque arrastro un catarro legendario. Sin embargo quería dejaros estas anotaciones sobre la conveniencia de la soledad que he subrayado en “Walden”, de Henry David Thoreau, una de mis lecturas para este final de verano ideal para quienes somos un poco introvertidos (que no tímidos ni antisociales).

” […] creo que es saludable estar solo la mayor parte del tiempo. La compañía, incluso la mejor, se hace pronto cansina y nociva. Me encanta estar solo. No he encontrado un compañero que me acompañe mejor que la soledad. Normalmente estamos más solos cuando nos reunimos con los demás que cuando permanecemos en casa. Allá donde esté, un hombre que piensa o trabaja está siempre solo. La soledad no se mide por las millas que separan a un hombre de sus semejantes. El estudiante realmente aplicado de una de las pobladas colmenas de la Universidad de Cambridge está tan solo como el derviche en medio del desierto.”

” Por lo general, la compañía es de mala calidad. Nos reunimos demasiado a menudo, sin tiempo de adquirir ningún valor nuevo para los otros. Nos vemos tres veces al día en las comidas y nos ofrecemos los unos a los otros un nuevo sabor de ese queso rancio que somos. Hemos tenido que ponernos de acuerdo sobre una serie de reglas de etiqueta y cortesía para hacer tolerable este encuentro frecuente y que no necesitemos llegar a una guerra declarada.”

Y aquí la que probablemente es mi cita favorita del año:

“Pero allá donde vayáis los hombres os acosarán a zarpazos con sus sórdidas instituciones y, si pueden, os obligarán a pertenecer a sus lamentables sociedades caritativas. Es verdad que podría haberme resistido por la fuerza con mejor o peor resultado, podría haber lanzado un grito homicida y enloquecido contra la sociedad; pero preferí que la sociedad enloqueciera contra mí, pues ella es la parte desesperada.

Cuidado con la nostalgia

“Nostalgia is a rose-colored rearview. Not only does it falsely represent the past, keeping us clinging to a two-dimensional version of life that didn’t actually exist, it dampens the present and clouds the future.”

Esto lo he leído en el blog de The Minimalists. Y me parece muy pertinente. Muchas veces nos aferramos a una visión demasiado optimista o edulcorada del pasado y dejamos de lado lo que nos ofrece el momento presente o las perspectivas que nos brinda el futuro. Nos pasa con nuestras propias vidas, pero también cuando analizamos nuestras ciudades, las películas que nos gustaron o lo que épocas pasadas nos trajeron (el espíritu de la Transición, ya saben…)

Dos tipos interesantes, Joshua Fields y Ryan Nicodemus, conocidos como los minimalistas. En Netflix está disponible un documental para conocerlos un poco mejor.

Nostalgia
Imagen: Pixabay

Surtido de enlaces (III)

En este tipo de posts, normalmente, procuro hacer un compendio de enlaces, reflexiones y citas de todo aquello que veo, escucho, leo (principalmente)…

Bueno no de todo, pero sí de lo que más me llama la atención. Es una especie de colección de enlaces algo deslavazada pero que espero que capte vuestro interés y os de ideas para seleccionar en este mar infinito y fastidioso de los contenidos en Internet. El menú de hoy:

  • 150 años después de la primera edición de “Le Livre de Cuisine”, del chef Jules Gouffé (1807-1877), Fine Dining Lovers recoge algunas de las magníficas ilustraciones que realizó el artista Marcel Ronjat para el libro.

Le Livre de Cuisine

 

  • Netflix ya nos ha dejado ver el primer trailer de la serie “The Punisher”. Un nuevo producto Marvel, justo ahora que acaba de estrenar la primera temporada de “The Defenders”, que aún no he empezado a verla, por cierto. Volviendo a El Castigador, las imágenes tienen buena pinta. Mejor, desde luego, que las versiones cinematográficas que se han hecho hasta ahora…

 

  • “Han tancat la Rambla”. Magnífico Enric González en este artículo al hilo del atentado en Barcelona.

“No conozco a las víctimas. Conozco un poco ese medio kilómetro de Rambla sobre el que han caído. Se trata de un lugar empapado en sangre vieja, en dramas, en sudor, en poesía. Es un espacio para multitudes deambulantes que durante siglos ha conocido violencia y sueños. Es, por definición, un espacio abierto, una representación (desaseada y ruidosa, si quieren) de la libertad.”

“Sí, este nacionalislamismo existe y está penetrando como no había hecho nunca, hasta el punto que muchos jóvenes cuando hablan de su religión describen, sin saberlo, esta nueva forma excluyente.”

Y después, a misa…

“Daniel Picard es republicano, católico y un destacado miembro de la sociedad civil de Middletown (50.000 habitantes), en el condado de Butler. Como concejal ha propuesto una fórmula para resolver el problema. A la tercera urgencia por sobredosis, en caso de que el afectado no haya pagado con dinero o trabajos sociales las anteriores intervenciones, se deja de atender al drogadicto. Simple y claro. Si no tiene dinero, se muere.”

Duro reportaje en El País sobre la epidemia de heroína en EEUU. Cuesta creer que haya gente tan poco empática y despiadada. Que puedan ir predicando por ahí un mensaje de amor y paz y después pedir que se deje morir a alguien con tanta facilidad como se tira un cleenex usado.