Lo que pasa en un minuto en Internet

Viendo estas cifras mareantes no extraña que los medios de comunicación tengan complicado competir en un mercado que ya no es sólo el del periodismo, sino el del entretenimiento y la comunicación a todos los niveles.

Vía José Alberto García Avilés, que recopila “ocho gráficos que explican la transformación del periodismo” en nuestros días.

Longevidad y “curar” el envejecimiento: lo que sí y lo que no

“Muchas de estas cuestiones suelen agruparse hoy en una categoría superior: el estudio del envejecimiento. Uno de los campos más en forma de la ciencia. Dopado con miles de millones de tecnodólares de Silicon Valley. Y donde los avances alientan un futuro en el que seamos capaces de curar muchas de las enfermedades de la vejez. De hecho, existe ya un cambio de paradigma: la comunidad científica comienza a considerar el envejecimiento la enfermedad. Izpisúa, por ejemplo, habla de “curar” el envejecimiento”.

Esto es de un reportaje que firma Guillermo Abril en El País y en el que se aborda el tema de la longevidad, el transhumanismo y los intentos por frenar o revertir el envejecimiento del cuerpo humano. Habla también, cómo no, de Aubrey de Grey y compañía, aunque incluye una vertiente de opiniones muy escéptica que me parece necesaria. Probablemente no veremos avances muy significativos en 20 años, como anuncian los más optimistas, pero aún así me interesa mucho tanto el debate como sus posibilidades prácticas a largo plazo.

Me quedo también con una referencia para leer: Morir Joven, A Los 140, de María A. Blasco y Mónica G. Salomone.

Los retos que Dara Khosrowshahi tendrá que capear en Uber

Uber ha sido noticia estos días por haber encontrado finalmente un sustituto para su CEO y fundador, Travis Kalanick. Finalmente será Dara Khosrowshahi, que viene de Expedia, quien tomará las riendas de la compañía en una votación unánime, según señalan desde la propia Uber en un mail enviado a sus empleados:

“Team,

We are delighted to announce that Uber’s Board has voted unanimously to appoint Dara Khosrowshahi to be our new CEO.

Dara came to America at nine years old when his family escaped Iran on the eve of the Iranian Revolution. He grew up in Tarrytown, N.Y., trained as an engineer at Brown, and spent many years at IAC serving as Chief Financial Officer and in various operational and strategic roles.

In 2005, he became CEO of Expedia, which he built into one of the world’s leading travel and technology companies, now operating in more than 60 countries. He has four children and not surprisingly loves to travel, one of his favorite trips being to the Angkor Wat temples in Cambodia where his wife Sydney said yes to marrying him.

We’re really fortunate to gain a leader with Dara’s experience, talent and vision. The Board and the Executive Leadership Team are confident that Dara is the best person to lead Uber into the future building world-class products, transforming cities, and adding value to the lives of drivers and riders around the world while continuously improving our culture and making Uber the best place to work.

Dara will be joining us tomorrow, August 30, for an All Hands. Add your questions for Dara here, and stay tuned for a calendar invite with more details. He’ll also be meeting with employees around the world in smaller groups over the next few weeks, and spending time with drivers.

Please join us in welcoming Dara on what promises to be an exciting ride!

-Yasir, Garrett, Matt, Ryan, Arianna, Travis, Wan Ling & David”

Khosrowshahi, a sus 48 años, está ante la oportunidad de su vida, como él mismo ha declarado, aunque el nombramiento no está exento de responsabilidades. Son muchos los retos a los que tiene que hacer frente Uber que, además, no pasa por su mejor momento en cuanto a imagen pública se refiere. La compañía afronta acusaciones por motivos de discriminación y acoso sexual y cultural, pero el nuevo CEO -de ascendencia iraní-, se muestra deseoso de “ensuciarse las manos” y asumir la toma de decisiones para paliar los problemas:

“Khosrowshahi said in an interview at Expedia’s headquarters in Bellevue, Washington. “Are there difficulties? Are there complexities? Are there challenges? Absolutely, but that’s also what makes it fun. I am not in this to coast. I’m in it to get my hands dirty and build a team and do something that people will look back on with tons of satisfaction.””

“There’s still a bumpy road ahead at Uber. Khosrowshahi will need to hire several top executives, including a chief financial officer. The company also plans to appoint an independent chairman. Two board members — Uber’s co-founder and the company’s largest shareholder — are currently engaged in a courtroom fight. Venture capital firm Benchmark is accusing Kalanick of fraud and asking him to turn over the three board seats that he controls. Kalanick called the suit “a fabrication.””

Max Chafkin señala en Bloomberg otros problemas que tendrá que afrontar Khosrowshahi, además de la contratación de un jefe financiero. Estos estriban en el hecho de que las tarifas que se cobran a los usuarios no cubren en muchos casos el coste del viaje -ya dijimos hace tiempo que posiblemente el futuro del negocio esté en eliminar a los conductores humanos de la plantilla- , además de una inversión fortísima en líneas de negocio secundarias -los coches voladores- o la potencia de diversos competidores en los mercados ruso -donde Uber se ha fusionado con Yandex-, chino e indio.

Uber perdió 645 millones de dólares en el segundo cuatrimestre de 2017, según informa ReCode, donde señalan otra serie de retos que tendrá que afrontar el CEO recién llegado: lidiar con Kalanick y la Junta, manejar los problemas legales derivados de las acusaciones de acoso sexual en la compañía y del follón judicial en el que está metido frente a Alphabet por el asunto del espionaje industrial; y renovar parte del staff y algunos puestos clave en la empresa. Por último, la publicación tecnológica también sugiere que Khosrowshahi también deberá decidir cuando es un buen momento para recurrir a una oferta pública de venta (IPO en sus siglas en inglés) con la que obtener financiación.

Ben Thompson, en su blog Stratechery, asegura que la contratación de Dara Khosrowshahi es una buena elección precedida por los éxitos del iraní-americano al frente de Expedia (el índice de aprobación entre la plantilla de esa empresa sería del 93%, dicen); eso sí, si Kalanick y la Junta -especialmente el primero- le dejan trabajar a su aire y sin entrometerse demasiado:

“To Khosrowshahi’s credit he learned this lesson: Expedia was in big trouble in the years after he took over, and one of the changes Khosrowshahi made was to add the agency model to Expedia’s properties (Expedia now has a hybrid approach). It is a lesson that will serve him well as Uber’s CEO; the fundamental mistake made in so much Uber analysis comes from believing that drivers are the key to the model. For example, there was a very popular piece of analysis some months ago premised on evaluating the cost of driving for Uber relative to driving for a traditional cab company. It was a classic example of getting the facts right and missing the point.

In fact, what makes Uber so valuable — and still so attractive, despite all of the recent troubles — is its position with riders. The more riders Uber has, the more drivers it will attract, even if the economics are worse relative to other services: driving at a worse rate is better than not driving at a better one.

To that end, Uber’s strength — and its sky-high valuation — comes from the company’s ability to acquire customers cheaply thanks to a combination of the service’s usefulness and the effects of aggregation theory: as the company acquires users (and as users increases their usage) Uber attracts more drivers, which makes the service better, which makes it easier to acquire marginal users (not by lowering the price but rather by offering a better service for the same price). The single biggest factor that differentiates multi-billion dollar companies is a scalable advantage in customer acquisition costs; Uber has that.”

 

Así debe ser tu vídeo si quieres que enganche en Facebook

En Buzzsumo aseguran haber analizado la friolera de 100 millones de vídeos publicados en Facebook durante el último año para comprobar el engagement de este tipo de contenido en la red social. Un resumen de algunas de las conclusiones a las que han llegado:

  • El vídeo es el contenido que más engancha a los usuarios de la plataforma, por encima de las fotografías o los enlaces.
  • Los vídeos sobre comida y recetas son los más populares. De ahí el exitazo de Tasty en Buzzfeed. Después de ese tema, los asuntos de moda y belleza, las mascotas, los vídeos de “hazlo tú mismo” o el humor enganchan más que ningún otro a la audiencia.

Facebook Video Topics

  • La duración recomendable de los clips es de entre 60 y 90 segundos. Pasados esos 90 segundos, el interés de los usuarios va decreciendo. Curiosamente, los vídeos que duran menos de 30 segundos son los que menos captan la atención del público. Si se trata de un directo, el tiempo óptimo es de unos 15 minutos.
  • El texto introductorio que acompaña a los vídeos más exitosos en Facebook es bastante corto. La media es de 81 caracteres. Nada de escribir parrafadas; directos al grano.
  • Es mejor preocuparse por realizar vídeos que la gente comparta que por acumular likes. El hecho de que los usuarios se decidan a postear en su muro el contenido, da una idea mucho mayor del interés real que genera.

[Vía BuzzSumo]

Longevity Fund

Longevity Fund es un fondo de inversión dedicado a surtir de dinero a compañías biotecnológicas centradas principalmente en mejorar nuestra longevidad y combatir los procesos de envejecimiento. De su página web:

“We’re looking to invest in 3 things:

  1. Companies testing the hypothesis that aging can be modified by single things – specific targets, small molecules or biologics. We think there’s enough cross-species evidence of oddly broad-acting genetic pathways that it is worth testing this hypothesis in humans.
  2. Companies developing novel technologies for manipulating biological systems. We’re fans of the idea that living things, or things made by them, can treat life (antibodies, cellular therapy, things that manipulate the immune system or electroceuticals). We’re very open to anything in this regard.
  3. Things which don’t fall into either bucket above, or combine the two. We try to be non-dogmatic, so if you can make a good case for it, we’ll take a look.”

En TechCrunch entrevistan brevemente a la promotora de Longevity Fund, Laura Deming, que cuenta tan sólo con 23 años. Os recomiendo echarle un vistazo a lo que dice.

“[…]not long ago, if you talked with most VCs about aging, they didn’t think there was anything there. I think aging is such a young science, they hadn’t heard about it. Meanwhile, I care a lot about it, and though we don’t know if it’ll work or not, it’s not unlike [biotech companies trying to tackle] cancer in that way, and if you believe in cancer companies, you should also care about aging companies.”

“Earlier, our biggest challenge was getting other investors on board and convincing them that aging has become a place to play. Now that’s a non-issue, which is great. Our job is to help the companies get other investors on board, so it’s wonderful to see excitement in the space begin to build.”

De momento, estas son las empresas a las que están apoyando:

Longevity Portfolio

Consejos para paliar el espacio de almacenamiento insuficiente en Android

Hace año y medio me compré un móvil Asus con SO Android que me da un dolor de cabeza esencial: el espacio de almacenamiento insuficiente. Un error trascendental que me impide instalar muchas apps en el dispositivo o incluso actualizar convenientemente las que ya tengo, debido a que nunca tengo sitio.

La cosa es que me compré una tarjeta SD para meter ahí las fotos y los vídeos y evitar que me llenaran la memoria, pero tampoco es que haya sido la purga Benito la cosa, porque numerosas aplicaciones no las puedo pasar allí. No digamos ya los 500 millones de apps que vienen por defecto y que no hay forma de eliminar salvo que te metas en el rollo de routear el móvil, etc.

Bueno, la cosa es que mientras tiro el móvil a la basura y me compro otro -cualquier día me paso a Apple y que le den a Android- no me han venido mal algunos de los consejos de este vídeo (ver más abajo) de El androide libre para paliar con el problemilla del espacio de almacenamiento insuficiente y liberar memoria en el teléfono. Algunos los había puesto ya en práctica, mientras que otros han sido una novedad. Podéis probar vosotros mismos si tenéis dificultades con el espacio en vuestro móvil y contarme en los comentarios la desesperación que sufrís y con la cual me solidarizaré desde el minuto uno.

Snapchat lo tiene crudo

“I guess this shouldn’t come as a surprise. We like to post about how cool our lives are and want everyone to see it. Snapchat is for friends, but Instagram is for the world.”

“[…] on a platform designed for millennials, the only people remaining are adults — marketers, typically. “

Esto es de Carissa Lintao en The Next Web. El artículo expone porqué la autora deja de usar Snapchat en favor de Instagram Stories. Jugada maestra de Zuckerberg, la de copiar salvajemente el método del rival e incorporarlo a una app ya exitosa a la que ha dotado aún de más vida. Yo, por mi parte, no he sido nunca usuario de Snapchat y, en cambio, soy muy de hacer Stories en Instagram.  ¿Y vosotros?

Post-Millennials: la generación con el cerebro frito por los Smartphone

Estos días viene comentándose mucho un artículo en The Atlantic -muy citado, por ejemplo, en la marea de newsletters de diverso pelaje que recibo- en el que Jean M. Twenge se pregunta sobre la repercusión que los ya omnipresentes smartphone tienen en las cabecitas de la generación Post-Millenial, que parece ser que son los nacidos entre 1995 y 2012.

Básicamente, la autora se pregunta si los teléfonos de marras no le están friendo el cerebro a los más jóvenes:

“Psychologically, however, they are more vulnerable than Millennials were: Rates of teen depression and suicide have skyrocketed since 2011. It’s not an exaggeration to describe iGen as being on the brink of the worst mental-health crisis in decades. Much of this deterioration can be traced to their phones.”

Metidos en su habitación dale que te pego con el dispositivo, los chavales parecen haberse olvidado de eso de que las cosas mejor a la cara y prefieren largas conversaciones vía texto -o audio, que de lo de mandarse audios por Whatsapp ya hablaremos un día- antes incluso que esa costumbre demodé de quedar con alguien para el ligoteo. Las citas, si breves, dos veces buenas.  El coche, mejor que me lleven, y lo de volar del nido familiar… Ya si eso tal.

“In an information economy that rewards higher education more than early work history, parents may be inclined to encourage their kids to stay home and study rather than to get a part-time job. Teens, in turn, seem to be content with this homebody arrangement—not because they’re so studious, but because their social life is lived on their phone. They don’t need to leave home to spend time with their friends.”

Soy bastante escéptico con lo de encasillar generacionalmente, porque luego cada uno es de su padre, de su madre y de su teléfono móvil. Con todo, aún queda mucho por estudiar, eso sí que es verdad, sobre el impacto que esta revolución tecnológica está teniendo en nuestras poco amuebladas cabecicas; sobre todo en la de aquellos que han nacido con todo esto ya encima. A veces me parece mentira que haya por ahí sueltos ya niños para quienes Youtube o Instagram son tan naturales como el respirar.

Como siempre, tengo más dudas que certezas, aunque me veo bastante más integrado que apocalíptico en todo esto, también os digo. Soy de los que creo que, con todas sus catastróficas desdichas e incendios diarios mediante, las redes sociales han traído apertura de miras al mundo y un mayor contacto y conocimiento con nuestros cercanos y lejanos. La vida no es Facebook, pero Facebook es la vida.

Have smartphones destroyed a generation?” Vamos a tener que esperar para saberlo.

Disney saldrá de Netflix y se suma a la guerra del streaming

La noticia del día en el mundo de los contenidos es que Disney ha decidido sacar su catálogo de Netflix para 2019. Eso incluye también las películas de Pixar, Marvel y Lucasfilm que, de momento, ofrece la plataforma de streaming. En TechCrunch:

“The announcement came as part of some takeover news: Disney is paying $1.48 billion to acquire another 42 percent of BAMTech — a company that exists under the Major League Baseball umbrella — in addition to the 33 percent stake it bought for $1 billion last year. This gives Disney the majority controlling stake of BAMTech.

Meanwhile, Disney also will be launching a separate ESPN-branded streaming service early next year.”

Las acciones de Netflix han caído, pero más aún las de la propia Disney. Probablemente porque los inversores juzgan arriesgado el movimiento de la corporación. Yo también lo creo así ¿A cuantas plataformas de contenidos se supone que estamos los usuarios dispuestos a suscribirnos? ¿Cuantos pagos mensuales podemos soportar en esa partida de gastos? Lo veo complicado, máxime cuando aún existe la opción del Torrent.

En el NYT:

“In some ways, Disney is late to this party. CBS, for instance, introduced a direct-to-consumer subscription streaming service in 2014. But Disney is a media superpower, and its decision to aggressively pursue streaming could speed the entertainment industry’s adoption of the platform.”

¿Estamos preparados para perder millones de empleos?

Instructiva entrevista con Michael Wade, experto en transformación digital, en el suplemento Retina de El País. Me parecen muy relevantes todos los temas que toca; la burbuja tecnológica, la más que probable necesidad futura de las empresas digitales de encontrar una forma lógica de cobrar por sus servicios -aunque soy escéptico en cuanto a los seis meses de plazo que da Wade para el estallido- o los retos que va a plantear en las próximas décadas la llegada imparable de la robotización y la inteligencia artificial avanzada.

Precisamente respecto a esto me llama poderosamente la atención un fragmento del diálogo:

“Cientos de millones de personas van a perder su puesto de trabajo en los próximos 15 años y no estamos listos para ello […] El problema radica en que va a golpear, sobre todo, a las clases medias formadas y no tanto a las clases bajas”.

No se si la cosa llegará a tanto como esos cientos de millones de empleos que pronostica Wade, pero si que me parece que estamos un poco de miranda ante el tsunami sin hacer demasiado. Por ejemplo en Hispanistán, donde somos especialistas en comérnoslas todas por el mismo lado.

También me ha interesado el hecho de que Wade centre el desafío no únicamente en el empleo “no especializado” o de baja cualificación, sino también en numerosos profesionales formados que van a ver pronto -y aquí pronto puede ser en 20 años, claro- cómo las máquinas ocupan cada vez un mayor número de funciones en sus lugares de trabajo.

“El machine learning ocurre rápido y es previsible. Ahora mismo podemos diseñar un algoritmo para saber cómo invertir el dinero y que lo aprenda un robot. Hay pruebas de que hay robots que aconsejan mejor que las personas que se dedican a ese mismo trabajo”.

Este es uno de los futuros desafíos para la humanidad. Y de aquí saldrán ramificaciones, como el debate sobre la renta básica universal e incluso el desarrollo de las ciudades futuras en un mundo en el que los coches circulen solos. Habrá quien tenga hasta pánico, pero para mi suena también a que el mañana será emocionante. En lo tecnológico y en lo social.

La entrevista completa, ya saben, en El País.