Comparte este curioso post...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit

Estos días no estoy seleccionando enlaces ni haciendo mucho contenido, principalmente porque arrastro un catarro legendario. Sin embargo quería dejaros estas anotaciones sobre la conveniencia de la soledad que he subrayado en “Walden”, de Henry David Thoreau, una de mis lecturas para este final de verano ideal para quienes somos un poco introvertidos (que no tímidos ni antisociales).

” […] creo que es saludable estar solo la mayor parte del tiempo. La compañía, incluso la mejor, se hace pronto cansina y nociva. Me encanta estar solo. No he encontrado un compañero que me acompañe mejor que la soledad. Normalmente estamos más solos cuando nos reunimos con los demás que cuando permanecemos en casa. Allá donde esté, un hombre que piensa o trabaja está siempre solo. La soledad no se mide por las millas que separan a un hombre de sus semejantes. El estudiante realmente aplicado de una de las pobladas colmenas de la Universidad de Cambridge está tan solo como el derviche en medio del desierto.”

” Por lo general, la compañía es de mala calidad. Nos reunimos demasiado a menudo, sin tiempo de adquirir ningún valor nuevo para los otros. Nos vemos tres veces al día en las comidas y nos ofrecemos los unos a los otros un nuevo sabor de ese queso rancio que somos. Hemos tenido que ponernos de acuerdo sobre una serie de reglas de etiqueta y cortesía para hacer tolerable este encuentro frecuente y que no necesitemos llegar a una guerra declarada.”

Y aquí la que probablemente es mi cita favorita del año:

“Pero allá donde vayáis los hombres os acosarán a zarpazos con sus sórdidas instituciones y, si pueden, os obligarán a pertenecer a sus lamentables sociedades caritativas. Es verdad que podría haberme resistido por la fuerza con mejor o peor resultado, podría haber lanzado un grito homicida y enloquecido contra la sociedad; pero preferí que la sociedad enloqueciera contra mí, pues ella es la parte desesperada.

Comparte este curioso post...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit