Lo que puedes hacer para empezar bien la mañana

Empezar el día de buen humor hace que la gente se sienta más feliz y sea más productiva en su trabajo o en sus tareas personales. Lo cuenta Marwan Jamal en Purpose Fairy y, si bien es verdad que no hay que ser un lince para darse cuenta del tema, da siete ideas que podemos implementar en nuestras mañanas para comenzar la jornada con la energía extra que da el sentirse bien con uno mismo.

Grosso modo, las 7 ideas son estas con algún comentario de los míos. Podéis ampliar conocimientos en el artículo original.

  • Forzar una sonrisa durante 30 segundos. De pequeño yo tenía un amigo que aseguraba conocer un caso de alguien que, forzando una mueca, se quedó para siempre así. Está bien lo de sonreír, pero tampoco os la juguéis alegremente.

 

  • Dormir lo suficiente. Esta es fundamental en vuestra vida, os lo aseguro. Yo soy lo más fataloso que te puedas echar a la cara para dormir… Hasta que he descubierto un libro titulado precisamente “Dormir”, de Nick Littlehales, y estoy flipando muchísimo con los resultados que estoy obteniendo. Os lo recomiendo mazo y, de hecho, si tenéis que leer un libro en los próximos meses, que sea este, queridos insomnes de la vida. Ya hablaremos largo y tendido más adelante de esta magna obra de don Littlehales, no obstante.

 

  • Pasar de la tecnología hasta una hora después de levantarte. Esta no la cumplís ni uno y lo sabéis, almas de cántaro. Yo, adicto al móvil y al portátil como si fuesen la vida (lo son) estoy haciendo progresos en este aspecto y ya no miro el móvil hasta un poco después de abrir el ojo. Antes me levanto, abro la persiana, dejo que la luz invernal de Guadalajara me desperece y luego ya me adentro en el infinito de mi Asus Zenfone, que es un rollo repollo de móvil. Pero esto es otra historia. Bueno, el caso es que mejor no mirar esos guasaps desesperanzadores y esos correos molestos del trabajo hasta un poco después de desayunar, por aquello de hacerlo de buen humor y tomarse las cosas con más filosofía. De mirar la deprimente actualidad informativa ya mejor ni hablamos.

 

  • Darle caña al afecto hacia tus semejantes. Si vives solo pues es más complicado pero, si no, abrazar a tu pareja -o algo más, muehehehe- o a un familiar o compañero de piso, por ejemplo, “reduce tu estrés, mejora tu humor y te proporciona un corazón sano”, dice Jamal.

 

  • Haz ejercicio. Es sano, es divertido y es efectivo. Yo hago flexiones, voy al gimnasio o doy un paseo bien largo después de levantarme y según el tiempo que tenga.

 

  • Diferencia entre poder y deber. No hay nada más co… molesto que tener una lista de cosas que tienes que hacer por narices ese día. Mejor haz una de lo que podrías hacer y empieza por lo más fácil. El hábito casi que ha de ser hacer algo más que agobiarse por  rellenar la checklist, digo yo.

 

  • Piensa en las experiencias que quieres vivir mejor que en los objetivos que quieres completar. Está muy de moda esto de decir ahora que las vivencias son mejores que las cosas que te compres, así que aplicaos el cuento.

 

[Vía Purpose Fairy]

Comparte este curioso post...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *