Lo que pasa en un minuto en Internet

Viendo estas cifras mareantes no extraña que los medios de comunicación tengan complicado competir en un mercado que ya no es sólo el del periodismo, sino el del entretenimiento y la comunicación a todos los niveles.

Vía José Alberto García Avilés, que recopila “ocho gráficos que explican la transformación del periodismo” en nuestros días.

La quiebra de Toys ‘R’ Us no es sólo cosa de Amazon

Toys ‘R’ Us se ha declarado en quiebra en EEUU, aunque parece que de momento eso no afectará a ninguna de sus tiendas. Puede que sea un intento más bien de reestructurar su deuda y así poder modificar, aunque sea parcialmente, su modelo de negocio. En El País:

“El paso no es una sorpresa, porque fue una de las primeras víctimas del cambio de tendencias que afecta al comercio minorista. Lo que llama la atención es que suspenda pagos a dos meses del inicio de la temporada de compras navideñas, lo que puede echar por tierra futuros contratos”.

En un principio podría pensarse que es cosa del comercio online y de la enorme pujanza de Amazon, que dispone de un catálogo mucho mayor que el de la famosa juguetera; pero en ReCode apuntan también a Walmart, a la deuda de 5.000 millones de dólares de la compañía y a la falta de adaptación al nuevo entorno del mercado.

“Instead of differentiating itself by creating tons of in-store experiences that bring families into stores for more than just purchases, Toys “R” Us has largely tried to beat Amazon and Walmart at their own games. It hasn’t worked. Neither have its big bets on licensed toys from movies like “Star Wars” and “Lego,” as the Wall Street Journal noted.”

Supongo que ahora les tocará hacer los cambios profundos que no quisieron o pudieron realizar antes. Es lo que hay, en este y en muchos otros sectores.

Las razones por las que el New York Times ha comprado The Wirecutter

The New York Times Company cerró ayer la compra, por algo más de 30 millones de dólares, de la guía de consumo online The Wirecutter,  que incluye también la de su site hermano The Sweethome. El primero se dedica a publicar análisis de gadgets y productos de consumo electrónico, mientras que el segundo está más centrado en productos del hogar.

En ambos casos el modelo de negocio está basado en los ingresos por medio de enlaces de afiliados de Amazon, esto es, que los lectores leen el análisis o la comparativa de los productos y después acceden a su compra en el megastore de Jeff Bezos a través de un link, lo cual genera una comisión para el intermediario que recomienda.

Este es un modelo de ingresos publicitarios que al Times le resulta muy interesante y que, de hecho, ya aplica en sus listas de best-sellers o en algunas críticas teatrales, por ejemplo. Sobre todo, en un momento en el que la publicidad digital y las suscripciones parece que no dan mucho más de sí como vías de generar beneficios.

Lo que el periódico norteamericano quiere es ampliar ese campo de los enlaces por afiliados a otros sectores relacionados con el “periodismo de estilo de vida”, tan de moda últimamente; de ahí que el fundador de The Wirecutter, Brian Lam, vaya a permanecer como asesor en el proyecto.  A los nuevos dueños les interesa todo lo que Lam, que convirtió su página de recomendaciones en un negocio con 60 empleados y 150 millones dólares generados en ventas el año pasado, tenga que aportar en conocimiento. Por ese mismo motivo permanecen en sus puestos tanto el redactor jefe Jacqui Cheng como el director de producto Chris Mascari. The Wirecutter – que en febrero tuvo 622.000 usuarios únicos, según citan en este reportaje de Bloomberg– ha demostrado su efectividad a la hora de convertir las visitas en dinero.

De ese modo ¿ Vale 30 millonazos la compra de ambas webs? Por si sola quizá no, pero se trata más bien de una inversión en conocimientos que podría ser muy  beneficiosa para el Times en un futuro. De hecho otros medios como Buzzfeed también están  ya en el camino de la experimentación con enlaces de afiliados.

Por otro lado, Brian Lam ha publicado la siguiente declaración en The Wirecutter:

“We’ll continue to work hard to help you find great things to buy quickly and easily. But the real reason we’re joining up is so that we can do what we do better than we ever have before, with support from the world’s greatest home to journalism. Thank you for your love and support over the past five years. I can’t wait to show you what’s next”. —Brian Lam, founder, CEO

Enlaces interesantes sobre el tema: este texto de Peter Kafka en ReCode y el análisis de Mathew Ingram en Fortune.

 

Google compra Orbitera para mejorar su competitividad en la nube

GoogleCloud

Google ha dado un paso adelante para competir con Amazon y Microsoft en el apartado de servicios a empresas en la nube. Ayer anunció la compra de Orbitera, una startup que provee de una plataforma para vender y comprar software basado en la nube. Aunque no se ha hecho oficial la cifra de la operación, en TechCrunch dicen que anda alrededor de los 100 millones de dólares.

Del blog de Google Cloud Platform:

The current model for the deploying, managing and billing of cloud-based software does not easily fit the way today’s modern enterprises operate. Orbitera automates many of the processes associated with billing, packaging and pricing optimization for leading businesses and ISVs (Independent Software Vendors) supporting customers running in the cloud. More than 60,000 enterprise stacks have been launched on Orbitera.

[…]

Orbitera has built a strong ecosystem of enterprise software vendors delivering software to multiple clouds. This acquisition will not only improve the support of software vendors on Google Cloud Platform, but reinforces Google’s support for the multi-cloud world. We’re providing customers with more choice and flexibility when it comes to running their cloud environment.

En la web de Orbitera, fundada por Firas Bushnaq y Brian Singer, definen que la misión de la empresa es

[…] to transform how all software is sold and bought.  Just as consumer products are easy to sell and buy, we imagine the commerce around software being simple, transparent, and accessible for sellers and buyers globally.

Por otro lado, el CEO de la startup, Marcin Kurc, ha escrito un post congratulándose de la adquisición por parte de Google y de las opciones que ahora mismo se abren para las actividades de Orbitera:

The Google Cloud Platform team shares our vision for seamless purchase and deployment of IT services across heterogeneous cloud infrastructure. It quickly became clear to us that becoming a part of Google would lead to the best possible outcome for our customers. We will continue to deliver the products and services our customers rely on with the added scale that Google provides.

[Vía TechCrunch]

Walmart va a comprar Jet.com para intentar ganarle terreno a Amazon

Walmart va a comprar Jet.com por aproximadamente 3.000 millones de dólares

Jason del Rey asegura en ReCode que la multinacional norteamericana hará pública hoy mismo la compra, que supondría la mayor cantidad desembolsada por la adquisición de un e-commerce. El récord está fijado hasta el momento en los 2.400 millones que pagó QVC por hacerse con el retailer online Zulily.

Lo de Jet.com no está nada mal para una compañía que únicamente tiene un año de existencia. En ReCode, cuyas fuentes son anónimas, aseguran además que el CEO de Jet, Marc Lore, quedará al frente del negocio online de ambas empresas una vez que la compra por parte de Walmart se haya formalizado.

El movimiento por parte del gigante del retail estadounidense puede ser una jugada para intentar competir con Amazon y su imparable crecimiento. “Un matrimonio por necesidad”, como define Del Rey en su artículo. Curiosamente, Jet.com no es un negocio rentable aún. Ha conseguido más de 800 millones de dólares en financiación desde su creación en 2014 –aunque el lanzamiento oficial fue en julio de 2015-, “pero está gastando entre 20 y 25 millones al mes en publicidad para financiar su crecimiento”, exponen en la publicación tecnológica.

En Business Insider citan también una agresiva política de descuentos como parte de la estrategia de la compañía de Lore, con precios entre un 10 y un 15% más baratos.

Aparte, con una red de más de 2.000 vendedores, Jet.com ha desarrollado una tecnología que le permite decidir qué pedidos deben ir a cada uno de ellos, de manera que se ahorre en costes de envío y se mejore el servicio al cliente. Eso podría ser uno de los atractivos de la compra para Walmart, muy interesado en reducir gastos y tiempos de entrega, sobre todo ante el empuje de los envíos cada vez más express de Amazon.

Bloomberg apunta también hacia otras estrategias con las que Jet.com ha tratado de ganar posicionamiento, como incitar a los consumidores a comprar más cosas para reducir los gastos de envío o a usar tarjetas de débito en lugar de las de crédito para ahorrar comisiones bancarias y poder ofrecer mejores descuentos en el precio.

En Forbes, Neil Stern considera que la operación de compra no hará temblar de momento la posición dominante de Amazon en el comercio online, pero cree que sí “hará más interesante la carrera”.