La venta de Mashable y el futuro incierto de los nuevos medios digitales

Tiempos convulsos para los relucientes nuevos medios digitales. Ziff Davis va a hacerse con Mashable por 50 millones de dólares. Muy poco en comparación con la valoración que se hacía no hace tanto del medio que creó Pete Cashmore en su casa (cinco veces más: 250 millones). Los resultados del website de noticias virales y entretenimiento son más bien discretos; esto es de Variety:

“In 2016, Mashable recorded a net loss of $10 million as revenue rose 36% to $42 million, according to the Journal. The company is targeting $50 million in revenue for 2017 and appears to be on track for a sizable loss, per the WSJ.”

Mashable, además, gira como casi todos hacia el contenido en vídeo, tanto por alcance como para intentar rentabilizar mejor la publicidad y explorar nuevas opciones para esta. Probablemente no será suficiente y habrá que buscar algún tipo de fórmula de suscripción o pago por contenidos. Business Insider ya lo está poniendo en práctica y me imagino que veremos bastantes más iniciativas en ese sentido. Vice y Buzzfeed, con mejor valoración de mercado que Mashable, también le ven las orejas al lobo del rendimiento económico, que a estas alturas ya ha quedado bastante claro que no está ligado a juntar millones de usuarios que retuiteen tus gifs, sino a eso otro tan complicado del modelo de negocio. Cada día que pasa soy más escéptico hacia cualquier idea o proyecto basado en la publicidad como ingreso mayoritario. Al menos en lo que a medios de comunicación se refiere.