Cierra el restaurante Ánima en Madrid

Escribe Anxo García Sánchez, director general del Grupo Amicalia un post en el que explica las causas del cierre del restaurante Ánima, en la calle Alberto Alcocer de Madrid. Un proyecto con apenas un año de vida y cuya propuesta, por desgracia, no ha cuajado en la capital.

“Pueden existir una multitud de motivos, pero si el cierre es en contra de la voluntad de sus dueños, el motivo es sólo uno: los gastos superan a los ingresos. Esta sangría puede durar indefinidamente, pero si aplicamos criterios empresariales, debemos cortarla más pronto que tarde o se llevará por delante futuras oportunidades.”

“Tras la experiencia de Alabaster, teníamos ganas de probar un segundo negocio en la capital. Ánima nace con la idea de volver a las raíces de la cocina y dar al público algo que, creíamos, se estaba perdiendo. Una cocina auténtica, de cariño, de horas, de producto… siempre ligada a nuestra memoria atlántica. Quizás nos equivocamos. Quizás el público (hoy) en Madrid busca otra cosa. Quizás faltó algo. No lo sé.”

Según expone Gastroeconomy, Amicalia aún cuenta en Madrid con Alabaster y Arallo Taberna, mientras que en La Coruña tiene abiertos Alborada (que tiene una estrella Michelín) y “una sede de Arallo”.

Al frente de la cocina está Iván Domínguez. En el blog de Alberto Granados se puede ver una reseña bastante completa de la experiencia gastronómica en Ánima, con buenas fotos. Se la recomiendo.

Para terminar, Carlos Maribona lanza una impresión a vuelapluma sobre el tema en la sección de comentarios de uno de sus posts. El crítico del ABC subraya “algunos errores iniciales” en Ánima y cree que “le ha pasado factura” el no parecerse a Alabaster:

Comentario Cierre Restaurante Anima
Captura del blog “Salsa de Chiles”