Uber, en realidad, no quiere conductores (SPOILER: Lyft o Cabify, tampoco)

Parece casi de perogrullo, pero me gusta mucho como cuenta Alex Barredo en su podcast cual es el objetivo final de las niñas bonitas de la “sharing  economy” (con permiso de AirBNB): las empresas de transporte privado de pasajeros en coche, tipo Uber, Cabify, etc.

El objetivo final de estas empresas -y de aquellas con las que están cerrando acuerdos para desarrollar tecnologías de coches autónomos- es el desarrollo, mucho más pronto que tarde, de vehículos que no precisen de un conductor para funcionar, de manera que puedan finalmente abaratar las tarifas lo suficiente como para contentar a  los usuarios y, a su vez, liberarse del coste que supone tener chóferes o personal humano. Mientras tanto, las compañías como Uber recurren al dinero que inyectan los inversores de capital riesgo para ofrecer unos precios al gusto del consumidor, confiando en que en unos años la IA de los coches permita prescindir de una buena parte del coste en recursos humanos.

Como os digo, lo cuenta mucho mejor que yo Alex Barredo, así que os invito a que escuchéis este podcast y, también, a que os suscribáis a su newsletter sobre tecnología, una de las mejores y más completas que conozco.

Comparte este curioso post...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *