Esperanza de vida, transhumanismo y mundo post-humano

Tres artículos que me han llamado la atención esta mañana. El primero, en El País, donde se acercan a los resultados de un estudio en The Lancet que cuenta que en Corea del Sur las mujeres romperán en 2030 la barrera de los 90 años en cuanto a su esperanza de vida. Para España la cosa se queda en 88 años. Todo un record al que no llegan los hombres ( en España en 2030 la esperanza de vida será de 83 años aproximadamente) pero la distancia se va acortando.

“Tradicionalmente, los hombres han fumado más, han bebido más alcohol y han protagonizado más accidentes de tráfico, así que en promedio vivían menos. Ahora, los estilos de vida se asemejan más. “Muchas personas creen que las mujeres están capacitadas para vivir más, pero no es así”, explica el demógrafo.”

Majid Ezzati, profesor de salud pública del Imperial College de Londres aprovecha para resaltar que las políticas de austeridad y el priorizar los intereses privados frente a los de todos es una mala idea en lo que a fomentar la longevidad se refiere. De ahí se explican también los resultados de los coreanos.

“Ezzati cree que sus resultados son una advertencia a los políticos en la era de la austeridad. “Los países con buenos datos de longevidad son aquellos que invierten en salud y asistencia sanitaria a lo largo de todo el ciclo de vida, desde la infancia, y son los que tienen sistemas más equitativos”, explica a Materia”

“Corea del Sur, por el contrario, pegaría un salto sin precedentes gracias a un crecimiento económico orientado a la mejora de la alimentación infantil y al acceso universal a la atención sanitaria, según los investigadores.”

 

De alguna manera relacionado con esto me llegan también dos artículos en The Atlantic a través de su newsletter. Por un lado, Olga Khazan firma un texto titulado “¿Deberíamos morir?” en el que se aborda un aspecto tan interesante como el transhumanismo. ¿Pasa nuestro futuro por una superación de nuestras limitaciones físicas y psíquicas a través de una fusión entre nuestros cuerpos y elementos mecánicos? Hay quien cree que si y que, si no alcanzar la inmortalidad, desde luego el ser humano está preparándose para aumentar radicalmente su esperanza de vida. Por supuesto esto trae una serie de inconvenientes y dilemas éticos consigo. ¿En ese hipotético mundo de transhumanos hiperlongevos tiene sentido la procreación? ¿Colonizaremos nuevos mundos con hordas de centenarios?

Otro ejemplo:

““But the worry in the short-term, is what happens? The rich could get richer and the poor could get poorer,” Liao said. Because the rich could afford to extend their lives first, and life-extenders could amass more resources over the course of their long lives, income inequality could grow even more profound.”

En el otro artículo, Derek Thompson conversa con el escritor Yuval Harari -tengo Sapiens en la estantería desde estas Navidades a la espera de hacerme con un poco de tiempo para leerlo- sobre el camino que puede llevar al fin del trabajo, el fin del individualismo y, por último, el fin del género humano en sí mismo.

“What really happens is that the self disintegrates. It’s not that you understand your true self better, but you come to realize there is no true self […] And I think this is what will happen more and more on a general level. The very idea of an individual that exists, which has been so precious to us, is in danger.”

Algo apocalíptico esto último, pero suficiente para reflexionar. La parte más urgente y relevante en todo esto, aún así, está a mi juicio en cómo va a afectar la inminente revolución robótica a las estructuras laborales y educacionales. Es un desafío que hace una  o dos décadas hubiese parecido quizá ciencia ficción y que, sin embargo, ya comenzamos a vislumbrar en el horizonte.

Comparte este curioso post...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Reddit

2 thoughts on “Esperanza de vida, transhumanismo y mundo post-humano

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *